En el artículo anterior, hable sobre la importancia y el significado del día de la mujer. Hoy me concentraré en lo que desde mi opinión sigue alimentando la desigualdad de género. Me gustaría además reiterar que sólo hasta que en nuestro mundo exista un equilibrio entre lo masculino y lo femenino en todos los aspectos, podremos construir una sociedad sana.

El comportamiento del ser humano es el reflejo de la información que ha recibido, por esta razón si queremos un cambio real, debemos comenzar a transformar nuestra cultura, nuestras creencias y nuestros comportamientos.

No solo lo que vemos en nuestra familia o en nuestro entorno directo (centros educativos, religión, país…) influye sobre nosotros; actualmente la mayoría de la información que recibimos y que termina por impactar y educar a nuestros niños y niñas, proviene de los medios, internet y las redes sociales. Está claro, que si seguimos permitiendo que nos bombardeen con letras musicales violentas o con imágenes, películas y programas de televisión que muestran a la mujer como un objeto sexual y al hombre como un macho reproductor sin sentimientos… los pequeños y adolescentes seguirán creciendo en la confusión y nuestra sociedad nunca cambiará.

Influencia musical

Canciones en las que se exhibe a la mujer como una muñeca sexual que desea o incluso ruega por someterse a un hombre. Y al hombre, lo muestran como el macho adicto al sexo que no puede conformarse con una sola persona porque siente la necesidad de satisfacer sus instintos animales. Acaso ¿Es esto adecuado, saludable o constructivo?

Lo más triste es que nosotros los adultos, vemos los videoclips o cantamos este tipo de canciones sin siquiera percatarnos del mensaje tan violento que transmiten, y sin entender que poco a poco estamos normalizando comportamientos aberrantes y haciéndolos parte de nuestra cultura. Si esto sucede con nosotros que somos adultos, ¿Qué sucederá con la mente de los más pequeños? ¿Cómo interpretarán está información?

Influencia Televisiva

Por otra parte me gustaría hablar de las imágenes sexistas que inundan nuestras pantallas, mujeres con traseros enormes y semidesnudos recostadas en coches, películas que exponen al hombre ideal como el magnate que disfruta de una mujer sometida en todos los aspectos, novelas en las que para ser un hombre de verdad no puedes sentir; y la imagen que se da de la mujer es de un ser débil que necesita ser salvado, o en algunos si no es sometida es porque es la villana mala que lo único que hacer es dañar a los demás ¿Nos aportarán cosas buenas este tipo de imagen de los seres humanos? ¿Nos ayudarán a construir una mejor sociedad?

Influencia de Internet y redes sociales

Internet pone a nuestro alcance todo, nosotros somos el filtro que elige que desea ver ¿Tienen nuestros niños el filtro suficientemente definido? Actualmente la mayoría de la población tiene acceso a internet y en muchos casos supervisar lo que los pequeños o adolescentes observan es difícil.

Enfoquémonos por un momento en las redes sociales que se están convirtiendo en la vitrina de la superficialidad. Hoy en día hay una invasión de gente perfecta, con vidas perfectas pero en las que lo único que tiene relevancia son los atributos físicos y las posesiones materiales ¿Será que estas imágenes construyen o destruyen?

Reflexión

No sé para ustedes, pero para mí es evidente que todo esto en vez de ayudarnos en nuestro trabajo de alcanzar la igualdad y el equilibrio entre lo masculino y lo femenino, nos está alejando cada día más.

Si las siguientes generaciones siguen alimentándose de esta basura, lo único que tendremos es más lucha, más confrontación, más rabia y más resentimiento entre los dos sexos. De nada servirá que se impongan leyes, de nada servirá que hayan castigos si seguimos permitiendo que los medios con sus imágenes sexistas y violentas contaminen una y otra vez nuestras cabezas.

Me gusta mucho hablar con metáforas, suelo usarlas mucho, sobretodo una en la que digo que el planeta es un gran cuerpo y los seres humanos sus células, si las células se atacan entre si, ¿Qué pasaría? La respuesta es simple, terminarían por destruir el cuerpo que habitan.

Cuando nos equilibramos, cuando trabajamos en conjunto sin menospreciar al otro y sin juzgarlo, nos convertimos en uno solo y podemos generar cosas maravillosas. Un ejemplo de esto es la capacidad que tenemos de crear una vida cuando cada uno de nosotros nos igualamos y complementamos ¿Se imaginan todas las cosas maravillosas que podríamos crear si trabajáramos como iguales y en equipo?

Es momento de hacer consciencia, es momento de dejar a un lado esas creencias y costumbres tóxicas del pasado que tanto daño nos hacen a todos. Comencemos a permitirnos y a permitir a los demás ser. Me gusta ver  hombres que pueden expresar sus sentimientos y que prefieren estar con sus hijos y familias a estar trabajando o aparentando ser fuertes, que agradable es cuando se permiten mostrar sus debilidades y fortalezas sin miedo. Me encanta ver a mujeres empoderadas que pueden con todo, que además se sienten bellas sin tener la necesitar de exhibirse; que agradable es ver respeto y crecimiento entre dos seres iguales pero complementarios que trabajan juntos por evolucionar y mejorar.

Todos Podemos contribuir con la transformación de nuestra sociedad, nosotros desde nuestro día a día tenemos la responsabilidad de rechazar esa música horrible que nos destruye, entre menos la escuchemos menos se producirá. Comencemos a eliminar de nuestra vida todos esos programas, películas y publicidad que normalizan o enseñan comportamientos malsanos. Hagamos consciencia de que este tipo de información no solo está atentando contra las mujeres sino también contra los hombres porque los convierte en salvajes. Solo trabajando juntos, hombro con hombro, mujeres y hombres, podremos construir una sociedad armónica.

No permitamos que la mala información siga destruyendo a nuestra sociedad.

Escrito por Catalina Lobo para VALORARTEblog.com

Video de 60 segundos sobre el tema

“Sé tú el cambio que quieres ver en el mundo” Gandhi