En el artículo anterior, Agradezco al espejo que refleja mi sombra. Aprendimos cómo todo lo que hay en nuestra realidad es una proyección de lo que hay en nuestro interior, y también cómo podemos identificar en las cosas que nos molestan de los demás, características que en en realidad son parte de nosotros. Recordemos que nuestra sombra está formada por todo lo que no reconocemos de nuestra ser, es importante tener muy claro que negarlo no significa que no exista.

“Lo que niegas te somete, lo que aceptas te transforma” Carl Gustav Jung

                En el artículo de hoy aprenderemos algunos pasos, que nos ayudarán a transformar lo que estaba en nuestro inconsciente y que gracias a la ley del espejo hemos podido hacer consciente.

Pasos para transformar nuestra sombra en luz

Presencia

             Para tener éxito en cualquier cosa, lo primero que necesitamos es estar presentes. Pasamos la mayor parte de nuestro día añorando un futuro que creemos nos dará la salvación, y anhelando  un pasado en el que quizás nos sentiamos a gusto; sin darnos cuenta que el único momento en el que realmente podemos vivir, saborear, disfrutar y ser felices es aquí y ahora.

Cuando estamos presentes tenemos la capacidad de estar alerta, y por ende, corregir nuestros errores pasados y sembrar semillas que nos proporcionarán buenos frutos.

Reconocer

               Cuando te veas en una situación similar a la del ejemplo del artículo anterior, en vez de negar o culpar al otro por la molestia que experimentas, respira profundo, analízate y obsérvate a fondo, solo así, podrás descubrir en qué situaciones eso que tanto te molesta de la otra persona, ha sido parte de tu comportamiento.

              Hay cuatro preguntas que suelo hacerme y que me ayudan a reconocer en mí lo que juzgo en los demás:

  • ¿Cuáles son las cosas que me molestan de ________?
  • ¿Qué es lo que más me irrita de esta persona?

            Es muy importante ser enfáticos en el MÁS de la primera pregunta, porque lo que nos saca de nuestra paz interior y nos perturba, es lo que realmente tenemos que analizar y preguntarnos:

  • ¿En qué situaciones ese comportamiento que tanto me molesta, ha sido parte de mí manera de actuar?
  • ¿Hacia quién o quiénes suelo tener dicho comportamiento?

           Imagina que conoces a alguien que tiene actitudes de maltrato psicológico o hasta físico hacia ti o hacia otras personas y esto obviamente te saca de tus casillas. Si después de hacer el ejercicio anterior no logras encontrar respuestas, significa que ha llegado el momento de ser muy sincero y autocrítico. Analiza muy bien, quizás no maltratas a quienes te rodean, pero si a ti mismo diciéndote que no eres capaz, que eres feo o gordo, que no sabes hacer esto o lo otro; tal vez te maltrates alimentándote mal…

Aceptar

              Como decía el gran sabio Carl Jung, “lo que niegas te somete y lo que aceptas te transforma”. Aceptar que eso que tanto nos disgusta es parte de nosotros es la clave para transformarlo, como siempre digo, es imposible corregir algo que no sabemos que existe. No te avergüences, los errores y los defectos son la mejor herramienta que tenemos para aprender, equivocarnos hace que generemos resultados negativos, y no querer repetir dichos resultados es el motor que nos impulsa al cambio.

Acéptate como eres, recuerda que además de todas tus virtudes eres humano y tienes defectos al igual que los otros. Las personas que te quieran te querrán tal y como eres y si logras ser mejor cada día, te querrán aún más.

Quitarles poder

                Aquí entra en juego la sumatoria de los pasos anteriores, habiendo reconocido y aceptado nuestro error, tendremos que permanecer muy atentos para que en el momento en el que vaya a salir a flote, podamos gestionarlo y corregirlo.

              Puede que al principio nos cueste y nos demos cuenta después de haber errado, pero poco a poco iremos agudizando nuestra atención hasta que llegue el momento en el que antes de cometerlo podamos controlarlo. Nuestra mente es como un músculo, necesita entrenamiento, si inconscientemente hemos estado entrenado para actuar de una manera negativa, ahora tendremos que entrenarnos para actuar de manera positiva.

Ten paciencia y no te rindas, verás los resultados.

El diario de mis espejos

                Aunque suene gracioso y muchos piensen que un diario puede ser una pérdida de tiempo, esta es la mejor manera para descubrirnos. Yo tengo diario para todo, es mi herramienta de análisis y a mí me ha funcionado muy bien, por esto hoy me gustaría compartirlo con ustedes,  en él tengo anotados todos mis espejos, leerlo me ha ayudado a corregir y transformar varios, aunque he de confesar que aún faltan muchos.

captura-de-pantalla-2016-12-10-a-las-16-23-02

Todo cambia si yo cambio

           Tenemos la falsa creencia de que el entorno es el culpable de nuestras frustraciones. ¡DESPERTEMOS! Todo eso que tanto nos disgusta de fuera, está en nosotros y nuestro deber es trabajarlo. Retomemos el poder, hagámonos responsables de nuestros actos y de nuestros resultados, hagamos consciencia de que nosotros lo hemos generado y que por lo tanto nosotros somos los únicos que podemos modificarlo.

En el momento que comiences a cambiar, cambiará tu vida por ley de causa y efecto.

Compromiso

           Hacer consciente lo inconsciente puede ser muy difícil, y transformarlo puede llegar a ser muy retador, pero recordemos que la mente es un músculo, la información que recibimos es el entrenador y la vida nuestro gimnasio. Solo tú y nadie más que tú podrás cambiar las cosas, al principio puede costar trabajo, pero cuando comiences a ver los resultados, te pondrás metas más altas y tu transformación te dará la posibilidad de vivir una vida llena de paz, amor, abundancia y dicha.

Empodérate de una vez, reconoce tu oscuridad y transfórmala en luz. Tú y yo somos parte de este gran ser llamado tierra; cada intención, pensamiento o acción que tenemos está generando nuestra correspondencia ¿Te imaginas cómo sería nuestro planeta si cada uno de nosotros nos ocupáramos de corregirnos en vez de corregir a los demás? Wow, solo pensarlo me emociona, me llena de ilusión y me da energía para continuar por este camino. Esta es nuestra oportunidad, juntos podemos. 

 Escrito por Catalina Lobo para VALORARTEblog.com

“Todo lo que te molesta de otros seres, es solo una proyección de lo que no has resuelto en ti mismo” Siddharta Gautama Buda