¿Cómo Materializar nuestros Sueños?

 

Conceptos Básicos

 

Universo – Motor

                El motor es todo lo que nos rodea, personas, objetos, oportunidades, posibilidades, energía, etc. Nuestras acciones, actitudes y la forma como respondemos a todos los impulsos anteriores será nuestra herramienta para alcanzar nuestros objetivos.

Sueño – Destino

                 El destino es lo que queremos hacer realidad. Es muy importante visualizarlo, y en la visualización experimentar la emoción de satisfacción por el sueño realizado. En otras palabras, es la maqueta que define con mucha claridad qué es lo que queremos conseguir; pueden ser cosas materiales, afectivas, logros intelectuales, logros físicos…

Intención – Combustible

          En muchos de mis artículos hablo sobre la intención, esta es el propósito o motivación que hay tras nuestras acciones, palabras y actitudes. Yo la llamo, el combustible, pues es la encargada de que nuestros deseos se hagan o no realidad. Supongamos que tenemos un motor que funciona con gasolina, si le pusiéramos diesel el motor se pararía y se dañaría. Este error es muy común en el proceso de materialización de sueños.

  • Intención Pura (Gasolina)

Hay pureza en mis intenciones cuando el sueño se origina en el Ser y no en el ego “La Esencia del Ego vs la Esencia del Ser”.

Los deseos que nacen en el ser o consciencia, no se apegan a un resultado específico, no esperan recibir algo a cambio y buscan el beneficio común sobre el individual.

           Por un momento imagina que tienes que preparar una exposición para la universidad, conoces muy bien el tema, eres inteligente y sabes cómo desarrollarlo. En tu mente piensas que quieres hacerlo bien para entregarle a tus compañeros tu conocimiento, deseas que lo comprendan y que disfruten de tu exposición. No estás pensando en la nota, tu recompensa estará en compartir tu sabiduría, sabes que lo harás fenomenal y que pase lo que pase, lo más importante es que tus interlocutores tomen el conocimiento y que sea claro para ellos, en resumen quieres dar, divertir y divertirte.

“Estás actuando desde el Ser y cualquier acción, pensamiento o actitud que proviene del Ser, está destinada al éxito”.

  • Intención Contaminada (Diesel)

           Hay toxicidad en nuestras intenciones cuando el sueño o propósito se ha originado  en el Ego. Él siempre espera algo a cambio, nunca da libremente, tiene expectativas, se compara, se siente superior o inferior a los demás, es egoísta, egocéntrico, ególatra y siente apego hacia un resultado específico.

               Regresemos al ejemplo anterior, en este caso aunque sabes bastante del tema y sabes que tienes las capacidades, en tu mente está la idea de que quieres hacerlo mejor que tus compañeros, necesitas sobresalir, sientes ganas de que tu exposición sea mejor que la de ese chico tan inteligente al que no aguantas, esperas hacerlo muy bien para recibir el reconocimiento de todos, deseas generar envidia. Todas tus capacidades y todo lo positivo que podía haber impulsado tus actos para hacer un buen trabajo aportando conocimiento sobre un tema a tus compañeros, se ha contaminado, y todo lo que está contaminado está destinado al fracaso.

“Cuando la intención está contaminada, terminamos por obtener lo contrario a lo esperado”.

¿Cómo lograr que funcione?

Claridad

                  Podemos pedir lo que queramos, es indispensable ser claros y específicos. El universo y todo lo que nos rodea responderá a lo que hay en nuestra mente y a lo que emana de nuestro ser. No te desvíes en ningún momento ni pienses que tu objetivo es difícil o imposible. Comprométete con tu sueño y no dudes o sientas miedo, pueden haber baches o curvas peligrosas pero si persistes lo lograrás.

Origen

                    El primer ingrediente para que nuestro sueño se haga realidad es el origen, como se mencionó anteriormente el sueño debe nacer en el Ser. Cuando definas tu propósito intenta convertirte en el observador de tu mente, escúchala parlotear y determina de dónde proviene el deseo; está este lleno de inocencia, de generosidad, de alegría, de entusiasmo, de verdad y anhelo de dar; o por el contrario es un sueño que lo que desea es controlar, sobresalir y que contiene la contaminación del egoísmo o del apego.

“Analízalo muy bien porque cualquier gramo de ego que pueda haber en tu sueño lo hace tóxico, y nada tóxico puede generar satisfacción ni para ti ni para el entorno”.

Intención

                     Recordemos que este es el combustible “Activa tu Potencial Creador a través de la Intención”. Habiendo depurado nuestro sueño de cualquier contenido egoico, ahora es necesario observar nuestra intención ¿Cuál es la finalidad de nuestro sueño?, es el disfrute de lograrlo, es un reto personal, o acaso… ¿estás esperando alcanzar tu meta con el fin de obtener algo?; ¿qué beneficio o perjuicio generará al entorno su consecución?, si puede generar algo negativo para el entorno ten cuidado, “recibimos lo que damos, todo vuelve a nosotros multiplicado”; ¿qué beneficio o perjuicio te generará a ti?, ¿buscas alcanzar tu objetivo para aumentar tu complejo de superioridad? o ¿buscas alcanzarlo para entregar o generar bienestar?

                  Repasa muy bien que hay detrás de tus acciones y de tus sueños, las intenciones negativas frenan el motor, no permitas que tu intención se contamine por el camino, algunas veces tenemos buenas intenciones y se nos mezcla una negativa en el trayecto.

Suelta el resultado

                      Intenta no ser rígido, aveces la vida cambia nuestra ruta y nosotros insistimos en ir por donde creemos que es mejor. Hay muchas opciones, sólo tenemos que estar atentos y escuchar las señales, déjate llevar.

Resistirnos a las opciones que nos da el universo aferrándonos a la que creemos que es la adecuada, nos ocasiona sufrimiento y retarda la materialización de nuestros sueños. “Fluye en la Vida”

No te Rindas

              Al estar llenos de expectativas y desear que todo suceda ya y con el mínimo esfuerzo, terminamos por frustrarnos y renunciamos a nuestro propósito. Las cosas no suceden de la noche a la mañana, cada acción, actitud e intención nuestra es una semilla que producirá un resultado. Nuestro presente es la cosecha de lo que hemos sembrado en nuestro pasado, es importante aprender de él, e intentar sembrar en el presente las semillas correctas para recibir y obtener lo que deseamos.

Nada llega si no trabajas por conseguirlo, comprométete con tu sueño y haz todo lo que esté en tus manos para alcanzarlo, si sigues los pasos anteriores ten plena seguridad que todo lo que hay en tu mente se materializará. Es importante que seas consciente de que nuestra vida está regida por las leyes  de causa y efecto y de correspondencia. No conocer la ley, no te exime de la misma, por lo tanto para poder alcanzar tus metas es importante conocerlas, comprenderlas y aplicarlas.

¡¡¡Buen Viaje hacia el mundo donde todo se hace realidad!!!

Escrito por Catalina Lobo para VALORARTEblog.com

“Lo que pienses, lo serás. Lo que sientas, lo atraerás. Lo que imagines, lo crearás.” Buda

Foto: fotolia.com