240_F_34688107_eyjUPL25OCIGDdyV2zFUG1cpj7A09ijd

                 Me gustaría comenzar este artículo analizando la palabra re-sentimiento, la divido en dos partes con el fin de ver cómo esta funciona en nuestro interior. “Re” es sinónimo de repetir y “Sentimiento” es una emoción conceptualizada que determina un estado de ánimo. En resumen, el Re-Sentimiento es vivir o sentir nuevamente emociones ya vividas o experimentadas en el pasado. Si son pasadas, ¿por qué vuelven a generar frustración o sufrimiento en mí?, ¿Qué finalidad tiene vivenciar nuevamente algo que ya me ha causado dolor? y ¿Cómo puedo liberarme de estas heridas del pasado?

              Si un sentimiento es persistente, significa que aún no lo he aceptado y mucho menos superado. El resentimiento circula por nuestro cuerpo envenenándonos poco a poco y destruyendo nuestras vidas. Trascenderlo es la herramienta más importante para lograr perdonar y liberarnos de experiencias que se convierten en el lastre de nuestras vidas.

Pautas para Liberárnos del Resentimiento

Reconocer y Aceptar la Existencia del Sentimiento Negativo

                 Para modificar algo que me daña primero debo reconocerlo y aceptarlo tal como es, ¿Alguna vez te has relacionado con una persona que tiene problemas con el alcohol?, si te fijas mientras permanece en la negación no puede tomar correctivos, en su cerebro racional no existe ningún problema y si este no existe: ¿qué hay que solucionar? Cuando esta persona se hace consciente de que bebe más de la cuenta y de que esta situación está entorpeciendo su vida, puede dirigirse hacia el NO alcoholismo. Ahora sabe que tiene un problema y puede elegir un camino para solucionarlo.

Controla tu Mente

                   Nuestra cabeza nos bombardea continuamente con ideas que buscan justificar nuestros sentimientos negativos hacia personas o situaciones convirtiéndonos en víctimas, esto después de un tiempo termina por convertirse en un hábito y se vuelve un discurso interno que envenena. Ser conscientes de que la situación tuvo lugar en el pasado y no en la realidad actual sino en nuestra mente, nos ayudará a soltarla.

Transforma tus pensamientos Negativos en Positivos

                  Una herramienta muy adecuada para esto es la escritura. En el momento en que comiences a experimentar sentimientos negativos, plásmalos en un papel, escribe todo lo que sientes y cómo lo sientes, saca toda la rabia y la frustración o cualquiera que sea el sentimiento que te invade en ese momento. Cuando hayas logrado sacarlos, estarás más calmado y en ese momento será vital que reflexiones y busques respuestas sobre qué ha querido enseñarte la vida a través de dicha experiencia. de esta forma, podrás ver una situación negativa como positiva, la visualizarás desde el aprendizaje y no desde el dolor.

Recuerda que lo que callan las emociones, lo grita el cuerpo a través de las enfermedades, es mejor exteriorizar todo lo que sentimos.

Ni Culpes ni te Culpes

                  La culpa es un parásito que nos carcome por dentro. En situaciones nos lapidamos echándonos la culpa de lo que sucedió, repitiéndonos a nosotros mismos lo tontos que fuimos o haciéndonos de menos al compararnos con los demás. Otras veces, culpamos a los otros por todo lo que nos sucede convirtiéndonos en víctimas. Este tipo de comportamiento empeora la situación y alimenta nuestros sentimientos negativos.

De ahora en adelante cambia la palabra culpa por la palabra  responsable y asume la situación con valor para poder transformarla.

Asume

                 La mayoría de las cosas están fuera de nuestro control, realmente solo podemos controlamos a nosotros mismos, la manera como percibimos el exterior, nuestras creencias, nuestros comportamientos, nuestras reacciones y nuestras elecciones. Todo lo que nos sucede es nuestra responsabilidad, consciente o inconscientemente lo hemos atraído a nosotros, lo hemos elegido o lo hemos generado a través de la ley de causa y efecto y la ley de correspondencia.

Poner la responsabilidad de nuestros sufrimientos en los demás, significa perder el control y la capacidad de transformar nuestra vida . “No entregues tu poder”.

Empatiza

                   En muchos de mis artículos hablo sobre la empatía, desde mi punto de vista es la herramienta para relacionarnos más valiosa con la que contamos. Sólo a través de ella, podemos acercarnos a la percepción de los demás y no mirar solamente desde la nuestra. Recordemos que lo que es correcto para nosotros está determinado por la información a la que nos hemos visto sometidos desde niños. Es importante comprender que cada uno se desarrolla en entornos diferentes.

Actuamos desde lo que considera nos correcto; entonces, será muy importante conocer las circunstancias y motivaciones del otro pero no desde nuestra postura sino desde la de suya.

               Si permitimos que el Re-Sentimiento se apodere de nosotros, terminaremos por perder la ilusión, nos volveremos personas desconfiadas y negativas, estaremos siempre esperando lo peor y por lo tanto generando lo peor, porque nuestros pensamientos son las semillas de nuestra realidad. Si tenemos resultados negativos, nuestra autoestima se debilitará y proyectaremos una energía negativa que alejara a los demás.  

 Un corazón lleno de resentimiento no puede volar, soltemos el lastre y liberemos nuestros corazones. Re-Aprendamos a pensar, cambiemos las creencias que destruyen por las que construyen, llenémonos de positivismo, altruismo y comprensión. Todos somos células de este hermoso ser llamado Tierra, en vez de atacarnos tendámonos la mano los unos a los otros. Tengamos compasión hacia los demás y los demás serán compasivos con nosotros cuando nos equivoquemos. Unámonos todos para generar una nueva realidad donde prime la abundancia, la paz y el amor.

“Aquellos que están libres de pensamientos resentidos, encuentran la paz” Buda

Escrito por Catalina Lobo para VALORARTEblog.