240_F_95288403_jDpEMhLOwKnZns0nrM5GfGKIMoxr59ze

   A partir de un momento en nuestras vidas, el día a día comienza a volverse rutinario. Realizamos una serie de actividades por inercia sin detenernos a observar, analizar, sentir o determinar qué impacto pueden tener sobre nosotros y el entorno. Nos acostumbramos de alguna manera a unas pautas o roles que rigen nuestro comportamiento y generan nuestros resultados. No hablo sólo del hecho de trabajar para obtener recursos o ejercitarnos y alimentarnos bien para tener un cuerpo saludable; hablo de las actitudes más profundas de nuestro ser que al final generan todo lo que nos rodea. Hagámonos las siguientes preguntas: ¿son satisfactorios mis resultados?, si en algunos aspectos de mi vida no lo son, ¿qué debo hacer para cambiarlos?

    A menudo escucho afirmaciones como estas: “el universo está confabulando contra mí” o “¿Qué pasa que todo me sale mal?”. En mi vida he conocido personas con estrella y estrellados.

Características de una estrella

   Percepción

El entorno de una estrella se percibe desde su sabiduría interior. En su realidad, nada confabula contra ella y comprende que las cosas que suceden no son ni buenas ni malas sino más bien necesarias. Sabe que lo único que controla es cómo permite que el entorno impacte su estado de ánimo.

Somos nosotros mismos quienes decidimos si sentirnos ofendidos o no, controlamos el hecho de tener o no expectativas, y elegimos si nos agobiamos en una sala de espera o aprovechamos este tiempo para leer algo que nos gusta.

    Capacidad de auto observación

Se da la oportunidad de buscar qué necesita solucionar adentro para proyectar una nueva realidad, no le perturba mostrarse como realmente es. Esto le permite hacerse consciente de qué debe corregir.

    Enfrentan sus miedos

Tiene claro que si se resiste a sus miedos les dará más fuerza, por lo tanto, los reconoce y acepta para poder trascenderlos y sustituir sus creencias limitantes por verdades empoderadoras.

    Responsabilidad

Asume que sus actos tienen un efecto y no culpa al entorno o a los demás por sus resultados, es consciente que genera su propia realidad y que es el único que puede modificarla. Ley de Causa y Efecto

   Intención

Para alcanzar las metas deseadas, es indispensable que la intención sea pura y ecológica. Cada acción que realizamos, debe hacerse por el beneficio que la acción en sí tiene sobre el entorno, es decir, desde el corazón y de manera altruista, no por lo que quiera yo recibir o pueda generar para mí dicha acción. Activa Tu Potencial Creador a través de la Intención

¿Cómo generar nuevos resultados?

Usualmente, buscamos una circunstancia determinada con el fin de encontrar algo que satisfaga nuestras carencias o que como suelo decir llene nuestros vacíos, el error es que en ese momento damos poder a algo externo para controlar nuestra felicidad y nuestro estado de ánimo. Si en realidad queremos cambiar lo que no nos gusta de nuestra vida, debemos comprender que todo lo que necesitamos está dentro de nosotros; en la medida en que suplamos nuestras necesidades por nosotros mismos seremos más libres y haremos más libres a los demás.

Si estamos plenos, podremos compartir nuestra alegría, abundancia y luz con nuestros semejantes.

    ¿De dónde nacen nuestros deseos?

Siendo sinceros, analicemos la procedencia de la necesidad de materializar lo que deseamos, se origina en:

¿El cúmulo de creencias sociales o desde nuestro interior?, ¿la carencia o la abundancia?, quién las desea, ¿nuestro ego o nuestro ser? Está claro que si añoramos algo desde las creencias sociales, la carencia o el ego , nuestra intención tiene una carga negativa. Si nos damos cuenta, en vez de estar en función de dar, estamos en función de recibir. Recordemos que recibimos lo que damos y si no estamos dando nada no recibiremos nada, de esta forma, bloqueamos cualquier posibilidad de conseguir nuestros objetivos.

    ¿Para qué nacen nuestros deseos?

Esta pregunta es muy importante y debemos responderla desde lo más profundo de nuestro ser. Hacernos conscientes de qué necesidad buscamos suplir, será la llave a la consecución de nuestros sueños. Si buscamos dinero, ¿para qué lo buscamos?, la respuesta podría ser, para sentirnos seguros. Quizás algún episodio de nuestra vida nos mostró que teniendo dinero podríamos sobrevivir como mencionamos en el ejemplo de Pablo en el artículo anterior. Tu Realidad Interna Genera Tu Realidad Externa.

   Materializando tus deseos

Buscamos una pareja desde la carencia afectiva, la falta de autoestima o el miedo, entonces la única forma de que llegue una pareja o ser especial a nuestra vida, será primero queriéndonos a nosotros mismos, valorándonos o disfrutando de nuestra soledad.

Si logramos empoderarnos y asumir que nosotros mismos podemos sanar y suplir nuestras carencias, tendremos el control de nuestras vidas y no nos relacionaremos con los demás de manera egoísta.

 

    Teniendo claro de donde nacen nuestras aspiraciones, sabremos si en realidad las necesitamos, o más bien las queremos. Esclavizados por los Yo Quiero. La vida no nos da lo que queremos sino lo que necesitamos para decantar nuestro ser. Cualquier deseo que provenga de la carencia es un YO QUIERO DEL EGO por lo tanto, está destinado a no realizarse, o a alcanzarse a través de mucho esfuerzo y sufrimiento. Tu eliges que camino tomar, ¡buena suerte!

“Si cada día tomas un puñado de arena, formarás una montaña” Buda